Un repaso a 2018

El equipo de El Rogle

Nos gustaría hacer una especie de balance de lo que ha sido para El Rogle el año 2018. Somos conscientes que llegamos un poco tarde, ya hace dos meses que empezó 2019, pero no queremos dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotras lo que ha significado para esta cooperativa un año que, como mínimo, podemos calificar de “intenso”.

Como cada enero, nos hemos reunido todo el equipo de El Rogle para valorar el año, celebrarlo y para trazar nuevas estrategias de actuación en nuestro quehacer diario, fijando las líneas que marcarán este 2019.

Así, echando la mirada hacia detrás, nos sentimos orgullosos de lo que hemos hecho, pero a la vez preocupados por la situación actual en la que se encuentra uno de los puntos fundamentales que trabajamos en este despacho, esto es, el derecho a una vivienda digna. Tanto a través de las Oficinas de Vivienda Municipales en las que trabajamos, como desde el ámbito de la abogacía privada o desde nuestra participación en diversos movimientos sociales, vemos como se ha convertido en un derecho cada vez más en riesgo para la ciudadanía en general.

Son muchos los proyectos iniciados y ejecutados, experiencias, éxitos profesionales y personales y, también hay que reconocerlo, pequeñas derrotas que, lejos de amilanarnos, nos espolean más hacia el objetivo que perseguimos, que no es otro que ser agentes de cambio de esta sociedad y llevar a cabo nuestro trabajo como herramienta de lucha contra las injusticias y para la defensa de los derechos de las personas.

El derecho a la vivienda: cosa de todas

Cabe destacar que seguimos llevando a cabo nuestra tarea a través de las Oficinas de Vivienda de València, Alfafar, Mancomunitat de l’Horta Sud y Manises.

Puede que ya no acapare toda la atención mediática de tiempos anteriores, pero resulta indudable que las localidades se encuentran inmersas en un proceso cada vez más extendido que hace que el derecho a una vivienda digna y, más en general, el propio derecho a la ciudad misma, se vea totalmente amenazado y atacado por diversos factores. Por una parte, sufrimos la gentrificación que asola ciertos barrios valencianos y que se extiende a los alrededores; por otra, los fondos buitre, el inmovilismo político en materia de vivienda, la burbuja del alquiler, los bancos, cada vez más crecidos y menos dispuestos a negociar, o la propia precariedad de las familias. Todo ello hace que la tasa de desahucios, lejos de bajar, se mantenga en cifras similares a las de la crisis económica más latente.

No obstante, dentro de todo este maremágnum, seguimos dando pasos y derribando barreras en esta pelea que, no damos por perdida. Cada vez existen más agentes implicados remando en la misma dirección. Asambleas como Entrebarris, Espai Venïnal Cabanyal y Cuidem Benimaclet se organizan y ganan presencia en los barrios. La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), sigue presente y en lucha día a día. Y muchas otras iniciativas que van surgiendo fruto de la organización del vecindario que se ha plantado frente a la especulación inmobiliaria para pelear por sus viviendas y por las de las demás.

Reflexionar sobre la ocupación

Por nuestra parte, quedamos muy satisfechas de la organización de las “Jornadas Sobre Derecho a la Vivienda y el Fenómeno de la Ocupación”. Nos quedamos cortos en agradecimientos a las y los ponentes que, de buen grado, acudieron a nuestra llamada y realizaron brillantes intervenciones para alojar un poco de luz a un fenómeno tan estigmatizado como la ocupación. Igualmente, dicho éxito es compartido con La Dula y Fent Estudi, sin los que habría sido imposible la organización y ejecución del evento.

Tenemos la suerte de haber podido contribuir con la defensa del derecho a la vivienda con abundantes éxitos profesionales en la materia, tanto desde las Oficinas de Vivienda como desde la abogacía, incluidas una serie de sentencias favorables en temas de ocupación que han ayudado a asentar un nuevo criterio de la Audiencia Provincial de València.

La Ley de Mediación

Por otra parte, y desde un punto de vista institucional, estamos francamente orgullosas de haber participado directamente en la redacción de la nueva Ley de Mediación del Pais Valencià, a la que propusimos y defendimos en les Corts una serie de modificaciones al proyecto que han sido recogidos en el texto definitivo. Como fervientes creyentes en la mediación, seguimos entendiendo que es la mejor herramienta de solución de conflictos, huyendo de la judicialización de la vida, que genera más confrontación.

Crímenes cometidos por el franquismo

Igualmente, tenemos el placer de ser los letrados que representan jurídicamente a la primera víctima de torturas del régimen franquista a la que se le ha admitido a trámite una querella por delitos de lesa humanidad en todo el Estado español.

Así, y a través de nuestra colaboración con la Plataforma Ciutadana Contra la Impunitat del Franquisme al Pais Valencià, miembro de la Coordinadora Española de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA), hemos presentado 6 querellas contra miembros de la Policía franquista por unas torturas cometidas en el año 1971. Delitos que, al tratarse de un contexto de crímenes de lesa humanidad, no prescriben y que, por fin, dentro de la campaña estatal de lucha contra la impunidad franquista, un juzgado ha decidido investigar.

En nuestro trabajo con la Plataforma, viajamos al Parlamento Europeo junto con las familias de los fusilados de las fosas de Paterna para exponer frente a las Eurodiputadas la situación de impunidad del régimen franquista y de injusticia de aquellas que perdieron a un ser querido por el mero hecho de defender la democracia. Además, presentamos ante el consulado argentino una denuncia mediante la que se incorporaban 560 familias al procedimiento abierto en Buenos Aires frente al régimen fascista, conocida como Querella Argentina. Esperamos que este sea el inicio del derrumbe del muro de la impunidad franquista y que ayude a conseguir los tres pilares de esta reivindicación, que son algo tan básico como memoria, justicia y reparación.

La abogacía privada: todos los casos son importantes

A nivel privado, debemos recalcar el crecimiento llevado a cabo tanto desde nuestra área de abogacía, en la que cada vez confían más personas para la defensa de sus intereses jurídicos, así como en el departamento de sociología. En ambos, hemos querido poner especial hincapié en el trabajo humano, cercano y profesional.

Queremos destacar el procedimiento que pretendía desahuciar al C.S.O.A L’Horta, en el que conseguimos que se desestimara íntegramente la demanda, manteniendo vivo el Centro Social, un espacio de encuentro para todas las personas de Benimaclet, frente al afán mercantilista y especulador de la demandante.

La investigación sociológica: avanzar en el conocimiento

Sobre el departamento de sociología, el incremento en su actividad ha sido ostensible en este 2018. Se han elaborado diversos estudios, como el diagnóstico de la situación de la población gitana de la localidad de Sagunto, donde investigamos las problemáticas y discriminaciones que aún a día de hoy sufre este colectivo; el Plan de Inclusión de Aldaia, donde hemos realizado un diagnóstico sobre la situación social de la localidad y ayudado al personal técnico y a las entidades del tercer sector a planificar actuaciones que guíen el camino hacia un municipio más inclusivo;  el estudio de Vivienda y exclusión para Manises, donde analizamos en la situación habitacional del municipio y los principales problemas y colectivos afectados; y el Informe de percepciones sobre la ampliación del parque de Benicalap, en el que exploramos las opiniones y propuestas de la sociedad civil del barrio ante la ejecución de este importante proyecto urbanístico.

Crecemos

Por último, estamos contentas de poder ampliar nuestra plantilla, con una nueva abogada y un secretario, a los que damos la bienvenida y esperamos que la relación sea larga y próspera. También queremos agradecer el apoyo recibido por los diferentes estudiantes de prácticas y por nuestra antigua secretaria, a la que echamos de menos y deseamos la mejor de las suertes en sus nuevos retos profesionales.

Somos plenamente conscientes que todavía queda mucho por hacer y que, para este 2019 nos esperan grandes retos por delante que afrontar de la manera más profesional y humana posible. Todo ello, con la mayor de las ilusiones.

Para concluir, agradecemos a todas aquellas personas que confían en nosotras y que ayudan a construir El Rogle.

Feliz 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pàgina web utilitza cookies pròpies i de tercers amb fins tècnics d’anàlisi del trànsit per facilitar la inserció de continguts en xarxes socials a petició de l’usuari. Si continua navegant considerem que accepta el seu ús. Per a més informació consulte la nostra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies