El derecho a la ciudad no es compatible con el urbanismo liberal. El ejemplo del PAI de Benimaclet.

Nacho Collado Gosálvez. Abogado.

 

Este artículo de opinión fue publicado el 25 de septiembre de 2018 en la versión digital de la revista Saó.

 

Decía Lefebvre que el derecho a la ciudad es la posibilidad de disfrutar de una ciudad de la manera que cada uno necesite, en oposición a la homogeneización a la que la someten los criterios de algunas clases sociales. Hablando de identidades y heterogeneización, hace no muchas décadas la literatura académica tildaba a València de ser una agrociudad y, de hecho, ésa ha sido la particularidad del Cap i Casal a lo largo de la historia. La capital del antiguo Reino, ahora País Valenciano, siempre se ha definido por su contacto con la huerta, de una forma que, hasta hace no mucho, ha conformado su carácter urbano, su economía y actividad y, cómo no, la habitabilidad, cultura y carácter de su gente. Y, por conexión, de un país entero.

 

Podéis leer el texto completo en valenciano en

El dret a la ciutat no és compatible amb l’urbanisme liberal. L’exemple del PAI de Benimaclet.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pàgina web utilitza cookies pròpies i de tercers amb fins tècnics d’anàlisi del trànsit per facilitar la inserció de continguts en xarxes socials a petició de l’usuari. Si continua navegant considerem que accepta el seu ús. Per a més informació consulte la nostra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies